Uno de los factores que más causa motivación en los de estados satisfactorios del servicio turístico viene a ser el elemento innovador. La innovación es un factor que despierta el interés dentro de cualquier campo profesional o disciplina científica, pero además, llega a contradecir aquella parte de la condición humana que tanto le teme a todo lo que es desconocido.

Entre las definiciones que podemos encontrar de innovación, resalta la expuesta en el manual de Oslo, hace referencia a la “implementación de un producto nuevo o mejorado significativamente, o un proceso nuevo, un nuevo método de marketing, o un método nuevo de organización en las prácticas de negocio, en la organización del sitio de trabajo o en las relaciones externas”.

Un excelente ejemplo de ello es el trabajo que realiza desde siempre la marca de joyería Tous, quienes sostienen que el sector de la joyería se trata de un campo que es tremendamente sostenible debido a que nunca llegamos a tirar alguna joya. En la marca Tous son expertos en revivir, reusar y reciclar la joyería pues cuentan con un taller que está especializado en brindar un servicio de limpieza, de arreglos, de reparación o de ajuste para todos sus clientes.

En la empresa Tous siempre han estado muy alertas en referencia a lo que está sucediendo alrededor, a lo que está ocurriendo en el mercado, qué es lo que desea el consumidor. Así mismo, al ser retailers, cuentan directamente con el feedback de su consumidor en las tiendas; al igual que el acercamiento a través de las redes sociales.

En ese punto, es notable que la sostenibilidad resulta algo real y que debe ser contada. Y no solo se trata de que hay que hacerlo porque al parecer existe un segmento de clientes a los que les va a gustar mucho más, esta es una de las responsabilidades más marcadas de las compañías.

Con respecto a las joyerías, en algún momento llega a intervenir diversos agentes químicos dentro de la elaboración de las joyas, en el caso de Tous, llevan varios años trabajando con el tema referente al reciclaje y a la recuperación de metales.

Ante ello, sus directivos señalan que se trata de algo que llevan dentro de su ADN y que ahora lo cuentan para hacerlo más visible ya que existe una parte del consumidor que desea saberlo. Y es justo esa transparencia que les solicitan a todos, lo que resulta ideal.

Continuando con el tema del turismo, la innovación dentro de los servicios turísticos resulta una actividad estratégica de competitividad con la que es posible que las empresas se posicionen dentro de un mercado que se mantiene constantemente cambiante y expansivo.

Por su parte, el turismo sostenible viene a ser una estrategia con la que se promueve el desarrollo de aquellas comunidades que cuentan con riquezas paisajísticas, culturales y ambientales con el objetivo de promover los procesos de autogestión, planeación participativa, valoración cultural del colectivo, además del sentido de pertenencia de los individuos, y todo en beneficio del desarrollo social y económico de las comunidades.

Tener un conocimiento de dichos elementos y también de su relación con la competitividad global y turística de las organizaciones y territorios, resulta esencial cuando se busca desarrollar el diseño de estrategias integradas y sostenibles de desarrollo, tanto para el sector público, como para el privado que contribuyan con servicios turísticos que sean éticos, innovadores y sostenibles.

Dentro de este marco es posible que se lleguen a incluir determinados recursos como por ejemplo: la gestión, servicios, personal, finanzas, instalaciones, equipos, técnicas y métodos. Un servicio viene a ser el resultado de la ejecución necesaria, de al menos una actividad en la interfaz entre el proveedor y el cliente, y en líneas generales es intangible.

Los hoteles verdes: un servicio innovador y sustentable

Como era de presumir, los hoteles verdes son amigables con el medio ambiente, cuentan con programas de reciclaje, implementan prácticas de reducción de consumo de energía, agua y residuos.

Este es un tipo de instalación que puede estar certificada y además recibir categorías por ello, como por ejemplo, la certificación LEED (Sistema de certificación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos) que se aplica a toda empresa.

Estos establecimientos hoteleros adoptan prácticas energéticas, operativas y también en su prestación de servicios para el turista del que se nota un marcado perfil ecológico, sustentable y sostenible. Estos han ido incrementando su cantidad con el paso del tiempo, y constituyendo un nuevo segmento de peso dentro del mercado turístico mundial.